Los errores que no debes cometer, si deseas decirle adiós a la caspa

El cuidado del cabello en hombres es un tema que cada vez toma más fuerza, y es que la caída, el pelo graso y la caspa son problemas muy comunes y que necesitan tratarse, de lo contrario se transforman en una incomodidad tanto para tu cuerpo como para tu imagen.  

Dicen que 'la primera impresión es la que cuenta', y seguro que tú no quieres que te recuerden por esos puntos blancos en tu ropa negra o cabello. Por eso hoy queremos profundizar en la desagradable caspa, y puntualmente informarte sobre algunos errores que los hombres cometen al tratar su pelo e intentar combatir este problema.

1.- No debes usar cualquier shampoo

El principal error de los hombres al momento de querer tratar la caspa es el de no usar un producto específico para él y su problema. En Sir Fausto tenemos un shampoo especial para tratar la caspa, el cual controla efectivamente la descamación y alivia la picazón mientras higieniza el cuero cabelludo con suavidad.

Además, recuerda que todo shampoo debe estar acompañado por un buen acondicionador, más si quieres tratar la caspa, ya que tu cabello necesitará hidratación, nutrición y protección. 

2.- Tienes que lavar tu cabello con dedicación

Cuando laves tu cabello, deja el shampoo en tu cabeza entre 5 y 10 minutos, para que actúe de manera correcta sobre el cuero cabelludo. Y así es como debes aplicarlo correctamente, procura ser igual de dedicado con el enjuague para eliminar cualquier resto de producto. ¡No te olvides de la temperatura del agua! Siempre es mejor templada.

 


3.-  No olvides la protección solar

Siempre te recomendamos utilizar protector solar en la piel, pero muchas veces olvidamos recordar que la piel del cuero cabelludo debe ser tratada igual, y es que si tienes el cabello corto puedes sufrir los daños de los filtros UV, quemarla fácilmente y de paso agravar cualquier problema capilar. Por esto, elige un protector especial para el pelo, y aplícalo después de la ducha para una protección para todo el día.

4.-  Recuerda que mente y cuerpo van de la mano

¿Sabías que el estrés, el cansancio, y no dormir las horas necesarias puede acrecentar tu caspa? Y es que si bien el estrés en sí no es una causa directa de la caspa (la causa directa es un microbio), existen diversos estudios que han concluido que los síntomas de estrés empeoran el problema de caspa. 

5.- No descuides la alimentación

Llevar una alimentación equilibrada también es importante para mantener la caspa alejada de nuestro cabello y hombros. Para ello además de consumir más alimentos ricos en vitamina B (como carne y huevos), debes incluir al azufre en tu dieta. Este componente se encuentra en alimentos como la miel, así como en el ajo, la cebolla, los frutos secos e incluso en frutas como la pera, la cereza, las fresas y la naranja. ¡Ahora ya sabes que alimentos no pueden faltar en tu dieta!

6.- Si no puedes sólo, acude a un especialista 

Si aún dejando de cometer estos errores tu caspa persiste, no sigas intentando encontrar una solución sólo, ya que puede ser señal de un problema más grande. Recuerda que existen profesionales capacitados para tratar este tipo de problemas.