¿Conoces el poder de la barba? Revisa este interesante estudio realizado por instituciones de Estados Unidos

No es ningún secreto que una barba bien cuidada refleja higiene, dedicación, paciencia, entre otras característica . Pero ¿qué relación existe entre la barba y un atributo tan importante como la confianza? te lo vamos a contar.

Los investigadores Sarah Mittal, de la Universidad St. Edward en Austin, Texas, y David H. Silvera, de la Universidad de Texas en San Antonio, decidieron examinar el efecto que tiene la barba en los vendedores, así como la probabilidad de que estos logren una venta y el grado de satisfacción de los clientes con el servicio prestado. Es decir, decidieron analizar cómo reaccionan los consumidores a los hombres con barba. Algo que si bien puede parecer trivial, en realidad no lo es.

Así tras preguntarse si al comprar, confiamos más en los vendedores con barba, iniciaron una serie de estudios que arrojó los siguientes resultados:

Encontraron que independientemente del tipo de productos en venta, o de las características físicas del vendedor, los potenciales compradores que trataban con un vendedor masculino, le consideraban más experto y fiable si llevaba barba que si iba afeitado o si solo llevaba bigote.” Las barbas pueden ponerse o pasarse de moda en término de aumentar el atractivo físico, pero desde un punto de vista de la evolución se han considerado como una pista a los demás de la masculinidad, los recursos, la madurez, la competencia, el liderazgo y el estatus”, explica Sarah Mittal. “La barba se asocia a un signo de ser competente. También se ve como una señal de que se trata de una voz experta”, agrega.

De los cinco estudios realizados, uno se hizo utilizando el Administrador de Anuncios de Facebook. Donde los investigadores desplegaron anuncios con la imagen de un hombre con barba y con la de uno afeitado, para examinar la eficacia. Tras esto comprobaron que el anuncio de Facebook con la versión del representante de ventas llevando barba fue capaz de producir una mayor tasa de clics. Así todo indica que las conclusiones son las de que la barba importa. Y mucho más de lo que creíamos, por eso, si estás detrás de un empresa y hasta ahora tenías la política de 0 barba, deberías pensar dos veces si continuar con esta prohibición.